¡Bienvenid@ a La Terapia del Canguro!

¡Bienvenid@ a La Terapia del Canguro!

Este blog es el punto de partida de una iniciativa para prestar ayuda y todo el apoyo posible a personas afectadas de cáncer, leucemia y linfoma. ¿Qué tiene de particular? Pues que quien suscribe ha estado viviendo esta experiencia… ¡en primera persona! Sí, me estoy recuperando de un cáncer, pero el mundo no se acaba tras el diagnóstico. Queda mucho por vivir, mucho por aprender y mucho por disfrutar… ¿Te unes al canguro?

Julio 2011
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Buscadores
Suscríbete!!!

Después de unas necesarias vacaciones, La Terapia del Canguro se pone de nuevo en marcha, con energías renovadas. Es verano y much@s probablemente ya estéis de vacaciones o planificándolas, pero en el tema del cáncer no hay descanso…

Hace unos días llegaba al e-mail de La Terapia del Canguro un correo de una lectora del blog, Mª Ángeles, que nos planteaba una duda sobre alimentación y cáncer, ya que su marido fue diagnosticado de un Linfoma de Hodgkin B de células grandes, afortunadamente en remisión completa tras la 4ª de 7 sesiones de quimioterapia efectivas. Mª Ángeles nos cuenta que su esposo tenía afectada la cavidad abdominal : hígado, estómago, bazo, y pleura … Reproduzco parte del mail que nos envió:

“Estamos ya a la espera de que le realicen a mi marido un autotrasplante de médula ósea (ya se hizo la aféresis). Superó sin grandes molestias las sesiones de quimio y ha comido relativamente bien. Mi pregunta viene ahora porque está volviendo a lo que creo son errores de alimentación: por ej. apenas toma fruta fresca, sólo algún zumo de naranja a la semana; toma alcohol en la comida (2-3 latas de cerveza o 2-3 copas de vino); pimienta; toma mucho café (una cafetera grande  - de 4 ud.- por la mañana) y un poco menos por la tarde, con lo cual no toma leche ni zumos; sólo cena uno o dos yogures, aunque desayuna (tostadas con tomate rallado y aceite de oliva, huevo, jamón y queso ) y come bien (algo de verdura o ensalada, o lentejas o carne/pescado).

¿Es realmente preocupante o debo dejarle tomar lo que le apetezca sin ponerme pesada? Él argumenta que sus doctores no le han mencionado nada en cuanto a alimentos prohibidos. Pero si sigue tomando protector de estómago y a la vez todo lo demás… Me parece que no cuadra algo.

Gracias por tu atención, y quedo a la espera de tu respuesta.

Seguiré consultando el blog que me parece muy interesante y al que he llegado precisamente buscando respuesta a mis dudas.

Un abrazo,

Mª Ángeles”.

El mail se lo he pasado directamente a nuestra nutricionista, Begoña Suárez, aquí va nuestra respuesta, ¡esperamos que os resulte útil!
“Estimada Mª Ángeles,

Lo ideal sería hablar con sus oncólogos para que le diesen su opinión sobre su forma de alimentarse. El desayuno es bastante completo y saludable asi que tu marido debe mantenerlo. Durante el dia come poca fruta, pero mientras siga tomando los zumos pues no hay problema, intenta que tome zumos naturales, a los que, además de naranja, se les puede añadir limón, pomelo… También puedes intentar que tome batidos naturales, preparados con leche y plátano o fresas, así aumenta la ingesta de leche y de frutas.  Sin embargo, en algunos casos los pacientes no suelen tolerar grandes cantidades de leche, asi que no le obliges si no es capaz de tomar más cantidad. Puedes quedarte tranquila que se alimenta de manera bastante saludable.

Otro factor que debéis tener en cuenta es que debe comer a las horas en las que tenga más apetito.

Lo que si yo le quitaría la ingesta de café y de alcohol (o en su defecto, sustituir el café por descafeinado o por un preparado con achicoria, y tomar cervezas sin alcohol, que no están contraindicados en los tratamientos contra el cáncer). De todas formas, si él es reticente a suprimir café y alcohol, lo mejor será que cuando acudáis a consulta le pregunteis a los oncólogos o hematólogos su opinión, ya que a lo mejor si deja de tomarlo, pueden incrementarse sus niveles de estrés y ansiedad, lo que requeriría aumentar la ingesta de fármacos para prevenir ese malestar, y tal vez por este motivo no le han prohibido ningún alimento (mejor consultadlo, porque también puede deberse a un descuido por parte de los médicos). ¡Un abrazo enorme para los dos!”.

¿Vosotr@s también tenéis dudas? Ya sea sobre nutrición, sobre aspectos psicológicos o sobre maquillaje e imagen personal durante el tratamiento oncológico o el proceso de recuperación, no tenéis más que enviar un correo a vsaez@laterapiadelcanguro.com o correo@laterapiadelcanguro.com.

¡Estaremos encantados de poder ayudaros a resolver vuestras dudas! No os costará nada, porque por si alguien todavía no lo sabe, esta es una iniciativa social y sin ánimo de lucro. El Canguro vuelve a estar en plena forma, ¡espero que las vacaciones os sienten tan bien como a él!

  • Share/Bookmark

Deja un comentario


× tres = 6