¡Bienvenid@ a La Terapia del Canguro!

¡Bienvenid@ a La Terapia del Canguro!

Este blog es el punto de partida de una iniciativa para prestar ayuda y todo el apoyo posible a personas afectadas de cáncer, leucemia y linfoma. ¿Qué tiene de particular? Pues que quien suscribe ha estado viviendo esta experiencia… ¡en primera persona! Sí, me estoy recuperando de un cáncer, pero el mundo no se acaba tras el diagnóstico. Queda mucho por vivir, mucho por aprender y mucho por disfrutar… ¿Te unes al canguro?

Abril 2011
L M X J V S D
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Buscadores
Suscríbete!!!

Hace unos días hablábamos de la PET, una de las pruebas de radiodiagnóstico más importantes para la detección y el seguimiento de la evolución de cualquier tipo de cáncer (incluidos leucemia y linfomas). Para refrescaros la memoria os recuerdo que las siglas PET vienen del inglés (Positron Emission Tomography), lo que traducido al castellano es el nombre que suele darse a una tomografía por emisión de positrones.

Es una técnica de diagnóstico e investigación “in vivo”, por imagen, capaz de medir la actividad metabólica del organismo humano con la ayuda de un radiofármaco de vida muy muy corta, administrado al paciente a través de inyección intravenosa.

La PET permite a los médicos identificar, localizar y cuantificar el consumo de glucosa. Esto resulta un arma de capital importancia al diagnostico médico, puesto que muestra qué áreas del cuerpo tienen un metabolismo glucídico elevado, que es una característica primordial de los tejidos neoplásicos, es decir, de los tejidos en crecimiento (tanto benignos como cancerígenos). Para el paciente la exploración no es molesta ni dolorosa.

Se debe consultar en caso de mujeres lactantes o embarazadas ya que en estas situaciones se debe de retrasar la prueba, o bien no realizarse. De hecho, al menos aquí en Galicia, las mujeres (incluso en edad menopáusica) deben acudir un par de días antes de la fecha de la prueba a su Centro de Salud, a consulta con su médico de cabecera, y realizarse un test de embarazo, que obviamente ha de resultar negativo y ha de presentarse en el hospital a la enfermera momentos antes de realizarse la PET.

El día previo a la exploración, lo recomendable es permanecer mayoritariamente en reposo, evitando todo esfuerzo o ejercicio físico, y tomando la medicación habitual. Lo que sí se debe hacer es evitar el café, bebidas de cola, té y cualquier tipo de excitante (incluido el alcohol) durante esa jornada. Además no se debe fumar en las 24 horas anteriores a la PET, y no debe consumirse azúcar ni ningún producto azucarado (es muy importante para que la prueba salga bien, ya que puede imposibilitar la obtención de imágenes adecuadas, obligando a repetir el estudio posteriormente).

El día de la PET, se debe acudir en ayunas. El o la paciente deben beber abundante agua, aproximadamente un litro y medio desde que se levanta el día de la prueba hasta el momento de ir a realizársela. Al llegar al hospital deberá responder a unas preguntas rutinarias, y posteriormente deberá ponerse un camisón que le entregará la enfermera y le será inyectado el radiofármaco. En ocasiones, la enfermera administra al paciente un relajante muscular en forma de comprimido, para facilitar su relajación. El o la paciente permanecerá en una habitación en reposo y relajado (yo a veces me relajo tanto…¡que me quedo dormida!). La exploración tiene una duración aproximada de 30-45 minutos, y la duración total de la prueba es de aproximadamente 1 hora y media.

Espero que os haya parecido interesante y útil ;)

  • Share/Bookmark

Un comentario para “Preparación del/a paciente para realizarse una PET”

  • Pablito dice:

    Yo de hecho, me quedo dormido siempre xD

     

    Lo hice dos veces, y tanto en la “habitación” como en la propia máquina, ambas veces dormido Jeje!

     

    Perfecta descripción de la prueba, un saludo

Deja un comentario


cinco × 2 =